La misericordia es más fuerte que el pecado

Sempiterni regis sententia sub peccato conclusit omnia ut infirmis superna gratia subveniret
Dei virtus et sapientia temperavit iram clementia cum iam mundus in praecipitia totus iret

Aunque el mundo se hunda, y si el mundo se hunde, más fuerte es la misericordia de Dios.

El texto de la segunda antífona que corresponde en el breviario de hoy al oficio de lecturas, expresa con claridad que, aunque en la creacion toda esté bajo el pecado, la gracia está ahí para ayudar a los que somos enfermos desde el punto de vista moral.

La fuerza de Dios y su sabiduría templaron la ira de Dios con clemencia cuando el mundo ya se hundía.

Esa misericordia de Dios se muestra también para la Iglesia purgante por medio de la actuación de la Iglesia militante redimiendo almas del purgatorio.

La misericordia de Dios y la pasión de Cristo le llega a las almas del purgatorio por medio de la actuación de los que estamos aquí todavía y que podemos ofrecer por ellos indulgencias plenarias y ofrecerlas por ellos para que salgan del lugar en el que están mediante aplicándola por ellos.

Anímese también usted. Aprovechando que hoy es domingo, gana una indulgencia plenaria, siguiendo las instrucciones que encontrará en esta web, y ofrezca la por un alma del purgatorio. Ella le tendrá un agradecimiento eterno a Jesucristo y a usted.

Hoy, además de ser el domingo 18 del tiempo ordinario, es la festividad de Nuestra Señora de los Ángeles. No la defraude. Saque también hoy un alma del purgatorio.

  • Yum